Cómo reparar una fisura o grieta 4 de 5. Cerramiento visto

En este artículo veremos cómo reparar o arreglar un fisura o grieta de modo correcto en los cerramientos de fachada de ladrillo visto.

Si te perdiste el inicio de este monográfico sobre cómo reparar o arreglar un fisura o grieta de modo correcto pulsa aquí antes de continuar.

Curso_online_Informes_Técnicos_Patología_Periciales

El principal problema al que nos enfrentamos en las grietas o fisuras de los cerramientos de ladrillo visto son los efectos estéticos.

Si las fisuras son verticales se actuará del siguiente modo:

Se utilizarán las llagas o juntas para la disposición de anclajes rectos. Estos no serán superiores a 6 mm de diámetro y solaparán unos 12 cm a cada lado de la fisura. En caso de fisuras en esquina o rincón se colocarán en ángulo, solapando 20 cm por cada lado de la doblez. Para su colocación vaciaremos las llagas unos 3 cm mínimo, rellenando con el mortero de anclaje unos 2 cm (usando pistola). Posteriormente colocaremos la barra de refuerzo apretando contra el mortero y rellenado el hueco restante. Se dejará rehundida la cara exterior de la junta si deseamos terminar con el mismo mortero de la labor actual por motivos de uniformidad estética. Respecto al reparto se hará siempre a la menor de las siguientes distancias: tres hiladas o 15 cm, coincidiendo en cualquier caso siempre con la llaga o junta de mortero.

Para la parte de las fisuras que discurre por la junta vertical se procederá al vaciado de la junta en unos 3 cm mínimo, rellenado con un mortero de reparación y terminado igualmente con el mortero similar al existente si así lo deseamos.

Si la fisura ha fracturado verticalmente el ladrillo se procederá al sellado o pegado para garantizar la estanqueidad del cerramiento.

Si la fisura es horizontal lo normal es que esta se produzca por la junta de mortero o llaga al tratarse de un elemento más débil. En este caso el tratamiento consistirá en el vaciado de la junta y el relleno con un mortero de reparación y terminado con el mortero similar al existente.

Para las fisuras inclinadas actuaremos con una combinación de ambas técnicas. Si los daños en los ladrillos son muy severos no tendremos otra opción que sustituir las piezas dañadas, pero aprovecharemos para reforzar las zonas donde se ha producido la fractura.

En estas reparaciones, para reparar los ladrillo, puedes experimentar con morteros de cemento blanco, árido silíceo claro, aditivos para mejorar las prestaciones y polvo obtenido del ladrillo existente (a modo de tinte) para crear una pasta de reparación para las grietas en las piezas, comprobando que se crea un buen fraguado, adherencia y que no se fisura por retracción.

Sigue atento a nuestro siguiente artículo donde veremos las reparaciones de fisuras en el hormigón.

Para ver cómo reparar fisuras en una partición interior pulsa aquí.

Para ver cómo reparar fisuras en un muro pulsa aquí.

Para ver cómo reparar fisuras en cerramiento no visto pulsa aquí.

Para ver cómo reparar fisuras en hormigón pulsa aquí.

Seguiremos publicando artículos técnicos de forma gratuita. Suscríbete aquí para no perderte el próximo.

banner ibertis 1