Cómo reparar una fisura o grieta 1 de 5. Particiones

En este monográfico veremos cómo reparar o arreglar un fisura o grieta de modo correcto ya que la mayoría de ellas no se reparan, solo se tapan, lo que puede originar que se vuelvan a reproducir.

Curso_online_Informes_Técnicos_Patología_Periciales

En primer lugar, cabe destacar que la primera intervención debe realizarse sobre la causa que origina la fisura puesto que si no se interviene adecuadamente se corre el riesgo de que vuelva a reproducirse o se produzca en el entorno de la grieta reparada. Solo se procederá a una reparación directa de una grieta cuando el motivo sea una deficiencia resistente del elemento que se encuentre sometido a los esfuerzos previstos. Vamos a desarrollar un poco más esto.

Por ejemplo, si un muro de carga sufre un asiento de cimentación en una esquina, se verá sometido a unos esfuerzos para los que no está diseñado. En este caso no nos servirá de mucho arreglar una grieta si el asiento sigue activo. Sin embargo, si tenemos una incorrecta traba (trabazón o enjarje) en una fábrica de ladrillo que provoca una grieta actuaremos directamente reparando dicha grieta, es decir, reforzando la zona donde se produce

Cuando reparamos una fisura debemos devolver al elemento su capacidad original para soportar los esfuerzos de tracción y esto es importante por dos motivos: Primero y obvio, porque dicho elemento se ha diseñado con esas características por un motivo, soportar unos esfuerzos, y segundo, porque una grieta se transforma automáticamente en una junta, es decir, algo que permite el movimiento, movimientos que tendrá con los cambios térmicos. De este modo, es fácil que si se eliminan las causas que originan una fisura y esta no se repara correctamente se pueda volver a abrir, lo que va a genera mucha confusión sobre la idoneidad de las intervenciones realizadas sobre la causa. De ahí lo importante de reparar correctamente una fisura.

Cada caso concreto de fisura o grieta (son sinónimos) requiere de un estudio particular ya que no es lo mismo una fisura en una partición interior que en un muro de carga, por lo que daremos unas directrices particulares para cada caso.

Particiones interiores no estructurales (incluyendo cierres de cámaras de cerramiento)

Siempre que la estabilidad del elemento no se encuentre comprometida por la fisura o fisuras, actuaremos con los siguientes pasos:

Eliminar el revestimiento en el entorno de la fisura desde un extremo hasta el otro y prolongando unos 20 cm más por cada lado. Hay que poner atención a los extremos de la fisura donde puede ser poco visible, por lo que conviene aumentar unos 20 cm por cada lado el ámbito de la actuación. Si atraviesa el elemento actuaremos por ambas caras.

Limpiar los restos sueltos y abrir la fisura unos 5 mm con una radial donde no cuente con esa abertura mínima y en toda su longitud. Hay que cuidar las posibles conducciones eléctricas o de agua que puedan verse afectadas.

Rellenar la grieta con cemento cola o mortero de reparación estructural. Los cementos cola tienen una resistencia a la tracción ≥ 0.5N/mm2 y muy buena adherencia a la cerámica, por lo que son lo suficientemente resistentes. En el caso de particiones de cartón-yeso utilizaremos un adhesivo específico para este material.

Adicionalmente podremos colocar una malla de fibra de vidrio en el revestimiento. Estas mallas deben colocarse en la mitad del espesor del revestimiento y nunca sobre la cerámica.

Sigue atento a nuestros siguientes artículos donde veremos las reparaciones en fábricas estructurales y cerramientos.

Seguiremos publicando artículos técnicos de forma gratuita. Suscríbete aquí para no perderte el próximo

Para ver cómo reparar fisuras o grietas en muros accede aquí.

Para ver cómo reparar fisuras o grietas en un cerramiento accede aquí.

Para ver cómo reparar fisuras o grietas en un cerramiento visto accede aquí.

Para ver cómo reparar fisuras o grietas en hormigón accede aquí.

banner ibertis 1