Espesor de pintura

En este artículo hablaremos sobre el espesor de pintura, cuáles es el idóneo, cómo se define y cómo se controla. La pintura es un elemento que tiene dos funciones principales que generalmente van unidas: La decorativa y la protectora. Dejando la primera función para el diseño estudiaremos la función protectora de la pintura.

Curso_online_Informes_Técnicos_Patología_Periciales

En general, tenemos que, a mayor espesor de recubrimiento mayor protección del soporte, pero, obviamente, hay que buscar un equilibrio técnico-económico y, además, la calidad de la pintura que utilicemos tiene mucho que decir aquí. No obstante, partiremos de una pintura de igual calidad para poder definir las pautas del artículo.

En los proyectos y memorias se suele definir la pintura por dos parámetros: Su tipo (esmalte sintético, pintura plástica, epoxi, etc.) y el número de manos (dos manos, tres manos, etc.). Cuando hablamos de “manos de pintura” nos referimos a las aplicaciones de esa pintura o capas. Anteriormente se podía comprender este parámetro como válido, ya que nos era prácticamente imposible determinar el espesor de la pintura y número de capas, pero sí comprobar si el trabajo se realizaba in situ. Esta definición conlleva un problema: No estamos garantizando ningún espesor de recubrimiento.

Las pinturas son miscibles, es decir, se pueden mezclar con distintos productos, en general con sus disolventes. Estos disolventes son productos volátiles (se volatilizan fácilmente en contacto con el aire). En una aplicación superficial de una masa fija sobre una superficie determinada, a una mayor cantidad de materia volátil obtendremos un menor espesor de película seca. Es decir, cuanto mayor sea el aporte de disolvente, por ejemplo, agua en el caso de la pintura plástica, menos espesor de recubrimiento alcanzaremos con la aplicación. Y, por otro lado, tenemos la facilidad de aplicación de que una pintura más disuelta, lo que actúa en contra de una buena calidad de terminación.

Actualmente podemos medir con aparatos muy simples los espesores de pintura en distintos soportes. La mayoría de los laboratorios de construcción e ingeniería disponen de este instrumental. Antes solo nos era posible la medición de espesores sobre substratos metálicos, pero actualmente con técnicas de ultrasonido podemos medir espesores sobre ladrillo, hormigón, morteros, etc. Se muestra en la siguiente imagen un medidor de espesores por ultrasonidos.

De igual modo, la microscopia óptica o electrónica nos puede ofrecer visibilidad e incluso medición del número y espesor de las capas. En la siguiente imagen vemos un ejemplo de una chapa metálica con protección de galvanizado y pintura al poliuretano con 200 aumentos bajo microscopio óptico.

En base a lo expuesto, lo conveniente en una memoria es determinar los siguientes parámetros para una pintura:

– Tipo

– Capas

– Espesor de capa

– Otras características singulares

Por ejemplo:
m2 de revestimiento con esmalte alquídico de acabado brillante color oscuro formado por: limpieza de soporte, mano de pintura anticorrosiva de 30 µm (micras) de espesor mínimo y dos manos de pintura al esmalte de 35 µm de espesor mínimo.

Los espesores idóneos de pintura los tiene que definir cada fabricante por lo que tendremos que ayudarnos de las fichas técnicas de los productos. Desafortunadamente, no todos los fabricantes facilitan este dato que entendemos fundamental para garantizar la protección y durabilidad de los elementos revestidos.

Seguiremos publicando artículos técnicos de forma gratuita. Suscríbete aquí para no perderte el próximo.

banner ibertis 1