¿Qué es el balasto?

Según la RAE, balasto proviene de ballast (lastre) y es la capa de grava o de piedra machacada que se tiende sobre la plataforma de las vías férreas para asentar y sujetar sobre ella las traviesas, o sobre la explanación de las carreteras para colocar encima el pavimento. Si bien el término balasto se asocia a las obras ferroviarias, el balasto también puede aplicarse a las obras de ingeniería y construcción.

Curso_online_Informes_Técnicos_Patología_Periciales

Seguro que has visto en numerosas ocasiones esa capa de material pétreo suelto bajo las vías del tren. Su uso no es casual, ya que las primeras líneas ferroviarias sufrían de asientos y corrimientos lo que podía causar accidentes muy graves al paso de trenes. Esto se mejoró notablemente con el uso del balasto, pero veamos cómo funciona y por qué.

El balasto se compone de material pétreo con una granulometría entre 3 y 6 cm, con buena resistencia a compresión y al desgaste, además de ser piedra de machaqueo, es decir, bastante angulosa e irregular. Esta granulometría es propia de las líneas ferroviarias. En construcción en ingeniería se pueden utilizar otras granulometrías y otras características como veremos más adelante.

El balasto tiene varias funciones:

  • Distribuye la carga uniformemente repartida sobre el suelo.

  • Elimina o amortigua las vibraciones.

  • Permite un perfecto drenaje.

  • Mantiene la posición de las vías.

  • Evita el crecimiento de vegetación.

Por si no te parece suficiente, el balasto hace que el conjunto con vías y traviesas funcione como una superestructura generando que se amortigüe la dilatación de las vías y permitiendo más distancia entre las juntas de dilatación.

El balasto también tiene algunos problemas relacionados con el aumento de la velocidad de los ferrocarriles. Al tratarse de un material suelto, las turbulencias que se producen al paso de trenes con alta velocidad pueden generar que algunas piezas salgan despedidas y causen daños en el entorno o el propio tren, por eso actualmente se montan vías de alta velocidad sobre placas de hormigón.

El uso del balasto no es moderno. Las calzadas romanas ya contaban en su base con el statumen, una capa de piedras de tamaño medio que se colocaba en la base para distribuir las cargas y evitar asientos.

El módulo de balasto es una unidad geotécnica que nos proporciona información sobre los posibles asentamientos de una edificación en el terreno en relación a la distribución de esfuerzos.

En edificación, el balasto se ejecuta con el denominado “relleno granular” de diferentes granulometrías que se suele ejecutar en cimentaciones por placas o losas. En este caso no se necesita material anguloso y es común el relleno de bolos (de cantos redondeados). El motivo es que, a diferencia de las vías férreas, las cargas en construcción suelen ser estáticas y no dinámicas como las que produce el paso del tren.

Seguiremos publicando artículos técnicos de forma gratuita. Suscríbete aquí para no perderte el próximo.

banner ibertis 1