¿Qué son las mechas drenantes?

En este artículo veremos qué son las mechas drenantes y para qué se emplean.

Uno de los problemas que nos encontramos al realizar cimentaciones sobre suelos arcillosos o limosos que se encuentran saturados o con mucha presencia de agua en su composición es el de los asientos a largo plazo.

Cuando sobre un terreno de este tipo construimos un edificio la presión que ejerce el peso del mismo transmitida por la cimentación al terreno hace que al agua intersticial se desplace en todas direcciones produciéndose un asentamiento lento que finalmente acabará afectando a la estabilidad de lo construido.

Qué son las mechas drenantes
En los años 30 aparece una nueva técnica que nos permite producir ese fenómeno de modo artificial, si bien su empleo no comienza a expandirse hasta los años 70 debido a que su coste es bastante competitivo. El sistema de mechas drenantes es de especial aplicación en terrenos saturados, muy compresibles que cuenten con un coeficiente de permeabilidad bajo, es decir, tengan dificultades para drenar al contrario que los suelos granulares.

No solo conseguimos con las mechas drenantes producir la consolidación del terreno de un modo artificial, también es un proceso acelerado. Los años de consolidación natural se producen en meses. Además de la consolidación el terreno aumenta su resistencia al corte.

Actualmente, el uso de mechas drenantes se ha impuesto a otras metodologías drenantes ya que el coste es bastante inferior a las columnas de arena o gravas además de acortar mucho los tiempos de ejecución.

La utilización de mechas drenantes acelera todo el proceso pasando de los plazos naturales de consolidación por efecto del peso, que pueden llegar a ser de varios años, a unos pocos meses según la configuración y disposición de los drenes empleados.

Las mechas están generalmente compuestas por un núcleo plano acanalado de material plástico revestidos por una tela geotextil. La tela absorbe el agua por capilaridad y el núcleo facilita la extracción. Se instalan mediante maquinaria especial que introduce la mecha a la profundidad deseada por empuje.

Qué son las mechas drenantes
Sobre la superficie se coloca una capa de material granular denominada manto drenante de entre 50 y 100 cm de espesor con conductos o canales drenantes que recogen el agua y la envían al sistema de bombeo o la vierten por gravedad. Las mechas drenantes pueden alcanzar una profundidad de 80 metros quedando el extremo superior en el interior del manto drenante.

La evolución del terreno se monitoriza mediante técnicas geotécnicas como los inclinómetros y piezómetros. También es habitual realizar ensayos de placa de carga.

Qué son las mechas drenantes

Seguiremos publicando artículos técnicos. Suscríbete aquí para no perderte el próximo.

banner ibertis 1