La pobreza de la ficha técnica

Una de las referencias más importantes que manejamos en los materiales de construcción es la ficha técnica. La ficha técnica de un material debería especificar al menos:

  • La composición del material.

  • Las características físico químicas y propiedades, con referencia a los ensayos realizados que las confirman, en su caso.

  • Los usos posibles y recomendados o campos de aplicación.

  • Las instrucciones de uso.

  • Las condiciones de necesarias de los elementos con los que puede interactuar.

  • Las condiciones físico-ambientales de uso.

  • Los modos, sistemas, volúmenes o unidades de suministro habitual.

  • Las condiciones de almacenaje.

  • Las características necesarias de mantenimiento.

  • Las posibles precauciones y/o recomendaciones de seguridad.

Igualmente aportar imágenes de terminación, aplicación, suministro, etc. nos son de gran interés si queremos hacernos una idea rápida de aspecto, ejecución, etc.

Pese a que se trate de una parte importantísima de definición de ejecución de una obra  encontramos que no siempre las fichas técnicas proporcionan estos datos, y por el contrario abundan las definiciones como: Excelente durabilidad, máxima capacidad mecánica, resistente a la mayoría de los productos químicos, ideal para acabados arquitectónicos, buen poder cubriente, recomendado para la mayoría de las superficies, etc. La hemos extraído de fichas técnicas reales.

                   

Como te puedes dar cuenta, estas indicaciones no solo no aportan nada, sino que cubren posibles fallos futuros. Si algo es  “recomendado para la mayoría de las superficies” y no funciona sobre la que tú eliges te encuentras con un problema de difícil reclamación y a veces de solución. ¿Qué significa excelente durabilidad? ¿Durabilidad a qué? ¿Cuánta y bajo qué condiciones?.

¿Qué hago si la ficha técnica del producto que quiero utilizar no especifica mis necesidades?

Nuestra recomendación es solicitar por escrito la información al fabricante. Es quien tiene que certificar la idoneidad del producto para su uso y las condiciones necesarias para su aplicación así como la durabilidad y comportamiento esperado.

ibertis

Mientras, esperamos que los fabricantes redacten fichas técnicas más informativas y efectivas. Se agradecería.