¿Qué son los caliches?

En construcción llamamos caliches a pequeñas fracciones de cal (nódulo) incrustadas en la masa de un material cerámico, pero vamos a ver qué pequeñas pero importantes diferencias muestran los caliches y como pueden ser los causantes de algunos daños. En algunos lugares también se los denomina como tosquillas.

En primer lugar hay que diferenciarlos por su naturaleza química. Estos caliches pueden ser de óxido de cal, comúnmente llamada cal viva (CaO) o de hidróxido cálcico, lo que denominamos cal apagada (Ca (OH)2) Observando la fórmula química ya advertimos que la cal apagada se forma por la reacción de cal viva con el agua, es decir, por hidratación. Esta reacción tiene dos características fundamentales: es exotérmica (desprende calor) y es expansiva (aumenta de volumen) Por ello cuando un caliche de cal viva se presenta, por ejemplo, en un ladrillo cerámico, si este recibe la suficiente humedad es capaz de ocasionar pequeñas roturas cuyas características dependen del tamaño del caliche y de lo cerca que se encuentre de la superficie. El tamaño y su posición son las otras características de influencia.

¿Qué son los caliches?

Caliches en una ladrillo cerámico

Si conocemos que los productos cerámicos se manufacturan mediante el cocido de arcilla hidratada en estado plástico ¿por qué podemos encontrar aun cal viva y esta no se paga con el agua de amasado de la arcilla? La respuesta reside en que para apagar la cal viva y que se transforme totalmente en hidróxido cálcico, el cual es estable, es necesario saturar el óxido de cal. De lo contrario parte de la cal quedará aun reactiva.

No solo podemos encontrar caliches en los productos cerámicos. En hormigones cuyos áridos se encuentren contaminados por óxido de cal puede producirse daño superficial por presencia de caliches. Cuando estos quedan atrapados en el interior del hormigón no presentan ningún riesgo, salvo en contaminaciones muy severas ya que, aún reaccionando, su fuerza expansiva no es capaz de fisurar el hormigón y solo causaran daño aquellos de un tamaño mayor que se encuentren en la superficie.

La cantidad y tamaño de los caliches en ladrillos cerámicos viene regulado por la norma UNE 67039:1993 EX   Productos cerámicos de arcilla cocida. Determinación de inclusiones calcáreas. Esta norma expone el método ensayo de los ladrillos mediante saturación y conteo de los caliches superficiales diferenciándolos por tamaño.

Los caliches causan un daño meramente estético, especialmente a tener en cuenta en las fábricas de ladrillo visto. Para evitar usar los ladrillos afectados por caliches superficiales podemos saturar los ladrillos en obra previamente a su colocación, desechando aquellos que presenten daños visibles.

No olvides compartir si te gustan nuestros artículos. Es vital para que sigamos publicándolos.

Si no quieres perderte ninguno accede aquí.

Fotografía ladrillo caliches: www.uclm.es