¿Qué es el afogarado del mortero?

Pese a que podéis encontrar el término afogarado para definir la fisuración en mapa en los revestimientos de mortero, el  término afogarado se utiliza comúnmente para determinar un estado de este material que consiste en realidad en un incorrecto fraguado de la pasta de mortero, y que puede producirse por diversos motivos.

banner-publicidad

El diccionario de la RAE define afogarar como un sinónimo de asurar, que es quemar un guiso por falta de jugo. Veremos a continuación que la definición puede asimilarse al uso constructivo.

 

La principal característica que muestra un mortero afogarado es su falta de cohesión. Dependiendo del grado de afección este puede deshacerse al tacto o mostrar algo más de dureza. El fenómeno se produce por un incorrecto fraguado al existir una pérdida rápida y/o elevada de agua, de modo que no todo el cemento consigue hidratarse y por consiguiente, fraguar.

Afecta principalmente a elementos de poco espesor como juntas entre ladrillos o revocos por los siguientes motivos:

– Gruesos excesivamente delgados (inferiores a 1 cm)

– Poca masa de mortero (juntas verticales en fábricas de ladrillos)

– Soportes absorbentes no humedecidos.

– Morteros muy secos o insuficientemente amasados.

– Soportes muy calientes.

– Soleamiento.

– Viento.

– Incorrecto curado.

¿Qué es el afogarado del mortero?

Un mortero afogarado no solo es menos estable y duradero. También presenta las siguientes desventajas.

– Poca resistencia a la criptoflorescencias (accede aquí para saber más sobre las criptoflorescencias).

– Menor impermeabilidad.

– Menor resistencia a compresión y flexión.

– Menor resistencia a la heladicidad y los agentes climáticos.

banner ibertis 1

Las fisuras en mapa son características de la retracción plástica superficial que se da por una exudación excesiva en los revestimientos de mortero por lo que un revoco fisurado en mapa es un candidato a contar con mortero afogarado al menos en la capa superficial.