Incompatibilidad entre materiales de construcción (1)

Dos materiales son compatibles entre sí, si no existe ninguna interacción perjudicial o nociva entre ellas, e incompatibles si ocurre lo contrario .Vamos a tratar en los dos artículos de este monográfico las principales incompatibilidades entre los materiales más comunes usados en la construcción, lo que afecta a la durabilidad y es la base de algunos procesos patológicos.

Acero

El acero es incompatible en contacto directo con elementos de fundición.

Aunque el acero presenta buena compatibilidad con materiales pétreos o cementosos debido a su alto Ph, en elementos que se encuentren parcialmente embebidos, como en el caso de los anclajes, se produce el denominado principio de aireación diferencial.

incompatibilidad-materiales-construccion-02Cuando una misma pieza metálica se encuentra en contacto con dos concentraciones distintas de oxígeno en la zona rica de oxígeno se produce la reducción del oxígeno (cátodo) mientras que en la zona más pobre en oxígeno tiende a producirse corrosión (ánodo) como puede verse en la imagen.

El acero sin proteger es incompatible con materiales muy higroscópicos como la madera o el yeso.

Algunos tipos de madera, especialmente aquellas con buena resistencia natural a la degradación (cedros, teka, nogal, etc.) contienen sustancias químicas que aceleran la corrosión.

En elementos exteriores puestos en contacto con el acero embebido en el hormigón, como en el caso de las garras de sujeción de rejas o barandillas  se pueden producir corrientes galvánicas que facilitan la corrosión.

Acero inoxidable

El acero inoxidable genera corrosión galvánica en contacto con el acero al carbono si se encuentra expuesto a la intemperie. Sin embargo, si ambos materiales están embebidos en el hormigón (medio alcalino) no es necesario aislarlo.

Podemos considerar incompatible al acero inoxidable con otros metales como: latón, bronce, cobre, níquel o titanio.

Otros metales como el aluminio o el zinc solo muestran incompatibilidad en ambientes marinos ante la presencia de sales ambientales.

Al igual que el acero al carbono sufre el fenómeno de corrosión por aireación diferencial.

incompatibilidad-materiales-construccion-01

Cobre

El cobre es incompatible en contacto con elementos de acero o aluminio ya que se produce corrosión por par galvánico ante la presencia de agua o humedad.

El cobre no se ve afectado por el hormigón, mortero, mortero de cal o yeso en estado seco. Durante el curado puede producirse una leve corrosión superficial que muestra un color verdoso. Sin embargo, en exteriores con ambientes salinos el cobre embebido en hormigón se puede ver afectado ante la presencia de cloruros. También se verá atacado por el amoniaco o los nitratos.

Las tuberías de cobre no soportan las aguas muy blandas como las provenientes de lluvia o condensación por lo que no se recomienda su uso en tuberías evacuación o su exposición a la intemperie.

Algunos tratamientos de protección de la madera contienen cobre, lo que puede ocasionar corrosión severa en elementos metálicos de sujeción o fijación no protegidos.

Zinc

No existe consenso respecto a su comportamiento frente al hormigón o materiales cementosos. Mientras que algunas teorías muestran que el zinc o los elementos metálicos recubiertos de zinc (galvanizados) no son aptos para embeberlos en hormigón al verse atacados por los materiales alcalinos, otros estudios muestran un mejor comportamiento de las armaduras galvanizadas frente a las tradicionales, incluso en ambientes marinos.

Es especialmente sensible a la aireación diferencial lo que afecta a los empotramientos de elementos galvanizados.

El zinc muestra corrosión inicial en superficie a modo de manchas blanquecinas en superficie.

Mientras que es perfectamente compatible con maderas resinosas (pináceas) otras maderas como el roble, el castaño o el alerce contienen sustancias que lo atacan.

Se usa habitualmente en canalones y bajantes para recogida de aguas de lluvia pese a que no presenta buena durabilidad frente a las aguas ácidas típicas de entornos con mucha polución.

No debe ponerse en contacto con otros metales como el cobre, el bronce o el latón.

Para no perderte el siguiente árticulo no olvides suscribirte y compartir para ayudarnos a mantener la página.

ENTRADA SIGUIENTE

Imagen tornillo: http://www.safercliffs.org/
Referencias bibliográficas (71)