Corrosión galvánica

Una de las corrosiones que más problemas de mantenimiento y seguridad ocasiona en la arquitectura e ingeniería es la corrosión galvánica o por par galvánico. La proliferación del uso de nuevos materiales aleados y con adiciones químicas nos provoca cierta inseguridad sobre la durabilidad y comportamiento futuro de revestimientos, instalaciones, fijaciones, etc.

www.ibertis.es

La corrosión galvánica es un fenómeno electroquímico que se produce entre dos metales en contacto ante la presencia de un electrolito, que puede ser simplemente el agua contenida en la humedad ambiental.  Cada uno de los metales se comportará bien como ánodo o bien como cátodo. El metal que actúa como ánodo es el que sufre la corrosión.

corrosion-galvanica-construccion-ingenieria-01

Para saber cuál de los dos metales se comportará como ánodo  tenemos que conocer su índice anódico, o de modo más sencillo, su ubicación en una lista o tabla en la que en se ordenan de mayor índice anódico a menor (o de metales menos nobles a metales más nobles) como puede ser la siguiente:

(+ Anódico. Metales menos nobles)

  1. Magnesio

  2. Zinc

  3. Aluminio

  4. Acero al Carbono

  5. Acero Aleado

  6. Fundición de Hierro

  7. Aceros Inoxidables Martensínicos (activos)

  8. Aceros Inoxidables Ferríticos (activos)

  9. Aceros Inoxidables Austentíticos (activos)

  10. Latón

  11. Bronce

  12. Cobre

  13. Níquel

  14. Aceros Inoxidables Martensínicos (pasivos)

  15. Aceros Inoxidables Ferríticos (pasivos)

  16. Aceros Inoxidables Austentíticos (pasivos)

  17. Titanio

  18. Plata

  19. Oro

  20. Platino

(- Anódico. Metales más nobles)

banner-publicidad

¿Cómo manejamos esta lista?

Lo que hace más probable una corrosión galvánica significativa es la distancia entre elementos y la situación de ambos en la tabla. Es decir, mientras más arriba esté uno (o ambos) y más distancia exista entre ellos, mayor probabilidad. Por ejemplo, aunque la distancia entre el platino y el titanio sea la misma que entre el aluminio y la fundición solo consideraremos esta última combinación como incompatible.

Habrás visto que los aceros inoxidables se presentan en la tabla como activos o pasivos. Esto se debe a que su comportamiento varía dependiendo de la naturaleza del electrolito: Si es una solución oxidante los aceros inoxidables actúan como cátodo (pasivos) Si la solución es reductora, el acero inoxidable se considera activo y actuará como ánodo en contacto con otros metales como el cobre o el níquel.

Los agentes oxidantes comunes son: Oxigeno, agua, dióxido de carbono, cloro, hipoclorito, peróxidos,  flúor, etc.

Los agentes reductores comunes son: Monóxido de carbono, calcio, carbón, celulosa, sodio, etc.

corrosion-galvanica-construccion-ingenieria-02

También existen otros factores de influencia muy significativos que influyen en la corrosión

– A mayor superficie de contacto mayor corrosión.

– Cuanto mayor sea el tamaño del ánodo respecto al cátodo menor será la corrosión.

– Cuanto mayor sea el tamaño del cátodo respecto al ánodo mayor será la corrosión.

– Si tenemos ánodos protegidos contra la corrosión, el efecto del par galvánico se hará notar con mayor intensidad en zonas que puedan quedar expuestas (como puede observarse que ha ocurrido en la imagen superior)

– A mayor humedad mayor corrosión galvánica.

– A mayor temperatura más posibilidad de corrosión.

– La presencia de cloruros acelera la corrosión.

El uso entre metales de elementos separadores o capas protectoras evitará la corrosión por par galvánico.

No te pierdas nuestro siguiente artículo que ya estamos preparando sobre el análisis de la incompatibilidad de materiales de construcción. Accede aquí para que te avisemos cuando se publique.

Imágenes:
Cabecera: Autor D3j4vu bajo licencia Creative Commons en www.commons.wikimedia.org
Tornillos: Autor Mcapdevila bajo licencia Creative Commons en www.commons.wikimedia.org
Abrazaderas: Autor Vsolymossy bajo licencia Creative Commons en www.commons.wikimedia.org