Inclinómetros, descripción, uso y recomendaciones (1)

En general, un inclinómetro es un instrumento de medición que nos sirve para medir la inclinación de un plano con la horizontal o vertical respecto a la superficie terrestre. Pero en geotecnia, el inclinómetro o sondeo inclinométrico es un sistema de instrumentación que nos permite medir los desplazamientos horizontales en taludes y terrenos inestables.

banner-publicidad

Para iniciar la instalación inclinométrica es necesario realizar un sondeo en el terreno. Aprovecharemos este sondeo para determinar valores muy importantes como la estratigrafía y la altura del nivel freático. Aunque de antemano conozcamos globalmente estos valores, por contar con un estudio geotécnico previo, nos será muy útil saber con exactitud su definición en el punto concreto donde efectuaremos la medición ya que podría ser sensiblemente diferente la configuración de los estratos o la altura del nivel freático.

inclinómetros-instrumentacion-taludes-03

Es importante ubicar correctamente el punto o puntos de medición elegidos. Si lo que queremos es determinar cómo afecta el movimiento interno de un talud a una edificación, el inclinómetro o inclinómetros deben situarse fuera del terreno influenciado por la cimentación de dicho edificio. Si por el contrario, queremos monitorizar cómo afecta una cimentación a un terreno, al contrario que en el caso anterior, deberían ubicarse dentro del radio de afección.

Los puntos de prospección deben ser suficientes para abarcar, en superficie, toda la zona a monitorizar. Respecto a la profundidad, debe ser más que suficiente para alcanzar el estrato donde no haya ninguna duda de que el terreno es estable. Si hay que seguir un solo consejo respecto a la profundidad este sería “nunca quedarse cortos” No es lo más costoso de esta técnica y si no alcanzamos la zona estable no podríamos hacer nada por arreglarlo a posteriori. La perforación debe ser lo más vertical posible, si bien no deben preocuparnos las posibles desviaciones ya que la medición que realizaremos es incremental, es decir, no se relaciona con la vertical teórica sino con la medición inicial o cero.

inclinómetros-instrumentacion-taludes-02

Tubería inclinométrica

 

Ahora tendríamos que colocar la denominada tubería inclinométrica. Generalmente metálica, está siendo sustituida progresivamente por el material plástico. La tubería cuenta en sección con cuatro muescas separadas 90o entre sí. Son las denominadas guías por las que se desplazará el elemento de medición como veremos posteriormente. Cada par de guías opuestas marcan un eje de medida perpendicular al otro. De este modo tendremos los ejes A y B. Lo normal es orientar sensiblemente uno de estos ejes a la dirección teórica del movimiento, aunque no es del todo necesario.

inclinómetros-instrumentacion-taludes-01

Situación del sondeo inclinométrico y dirección de ejes

 

El diámetro oscila entre los 48 y 85 mm y la tubería inclinométrica se dispone en la perforación con un cierre estanco en el extremo inferior y con manguitos entre los tramos para garantizar la estanqueidad (de color blanco en la imagen que muestra la tubería) Después se coloca un cierre estanco superior y se introduce mortero fluido o lechada de cemento entre la perforación y el tubo, de modo que este quede fijado al terreno y no existan holguras. En superficie se coloca una tapa metálica a nivel de suelo para proteger el sistema (ver imagen de cabecera)

anuncio-ibertis

Antes de realizar la primera medición o medición cero, que nos servirá de referencia, es necesario que el mortero o lechada de cemento se endurezca, por lo que tendremos esperar algunas horas.

Continuaremos con esta técnica de instrumentación en nuestro siguiente artículo.  Suscríbete para no perderte este monográfico.

ENTRADA SIGUIENTE

Imágenes: Tubería inclinométrica de www.mae-srl.it.