En general hay que aplicar el principio de simplicidad en toda la información gráfica, es decir, no mostrar más que lo verdaderamente imprescindible y de la manera más simple. Evitar a toda costa los colores, efectos, texturas y otros adornos superfluos.

2013-10-02T14:01:53+00:00

Deja un comentario