Encuentro de cubierta plana transitable con paramento vertical

/, Destacados, Detalles constructivos/Encuentro de cubierta plana transitable con paramento vertical

Encuentro de cubierta plana transitable con paramento vertical

En la siguiente entrada vamos a proponer la que consideramos solución ideal para el encuentro de la cubierta plana transitable (azotea o cubierta a la andaluza) con los paramentos verticales. Lo hacemos teniendo en cuenta las indicaciones del Código Técnico de la Edificación: CTE-HS-2.4.4.1.2 Encuentro de la cubierta con un paramento vertical. En el mismo se indica que:

La impermeabilización debe prolongarse por el paramento vertical hasta una altura de 20 cm como mínimo por encima de la protección de la cubierta.

El encuentro con el paramento debe realizarse redondeándose con un radio de curvatura de 5 cm aproximadamente o achaflanándose una medida análoga según el sistema de impermeabilización.

Para que el agua de las precipitaciones o la que se deslice por el paramento no se filtre por el remate superior de la impermeabilización, dicho remate debe realizarse de alguna de las formas siguientes o de cualquier otra que produzca el mismo efecto: (nosotros hemos escogido la siguiente)

-Mediante una roza de 3 x 3 cm como mínimo en la que debe recibirse la impermeabilización con mortero en bisel formando aproximadamente un ángulo de 30º con la horizontal y redondeándose la arista del paramento.

www.ibertis.es

Para comenzar, veamos la ejecución del pretil. Prefiero realizar también los castilletes con muro de carga, ya que permiten resolver mejor el encuentro con la cubierta que el cerramiento tradicional. Vamos a utilizar un ladrillo estándar perforado de carga con dimensiones 25x12x10 cm.

En primer lugar debemos tener claro qué altura máxima alcanzará la formación de pendiente con el paramento. De este modo sabremos qué altura necesita el rebaje en el que empotraremos la tela asfáltica. Este dato no suele recogerse en el proyecto y necesita de un replanteo previo sobre el papel. Las opciones disponibles son: mantener la misma pendiente en los paños de cubierta, lo que generará distintas cotas en el encuentro con los paramentos, o bien mantener la misma cota en el encuentro, lo que producirá distintas pendientes en los paños.

Con la cota definida se ejecutan las primeras hiladas de los paramentos con 1 pie y aparejo a tizón. Una vez salvada la altura necesaria para que el desarrollo vertical de la tela sea igual o superior a 20 cm, cambiamos al aparejo a soga jugando con la junta central de mortero para crear un saliente de unos 3 cm.

encuentro cubierta plana transitable paramento 1

Antes o tras la ejecución de la pendiente realizaremos una roza para alojar la lámina de protección. Puede evitarse su ejecución colocando dos ladrillos de menor espesor y rebajando previamente el superior antes de su colocación, con lo que solo nos quedaría realizar el bisel con una amoladora. Aplicamos una capa fina de mortero de regularización (de arena gruesa) para recibir la tela sobre una superficie lisa y redondeada. En la roza se aplica con un ángulo igual o superior a 30º y en la base con una radio de unos 5 cm. Es importante colocar el poliestireno expandido o material similar para amortiguar el empuje de la formación de pendiente por dilatación.

Encuentro de cubierta plana transitable con paramento vertical

Posteriormente se coloca la tela impermeabilizante principal y la de refuerzo. Esta última debe ser de tipo autoprotegida con árido para facilitar la adherencia del revestimiento. Si no disponemos de este tipo podemos fabricarla en obra presionando arena gruesa sobre la tela caliente y retirando que no quede adherido.

Encuentro de cubierta plana transitable con paramento vertical

Finalmente revestimos el paramento y ejecutamos el paquete de cubierta. Para que funcione adecuadamente con las cambios de temperatura y proteger la tela se puede colocar de nuevo un material compresible de separación con el paramento. La zabaleta o rodapié se coloca sobre el paramento de modo que quede independiente de la cubierta ya que la dilatación del pretil se manifestará con valor distinto al de la cubierta y en otra dirección. Es conveniente que el rodapié proteja totalmente la zona vertical y, si se desea, sellar con masilla elástica (poliuretano) la línea de encuentro con la solería.

Encuentro de cubierta plana transitable con paramento vertical

De este modo estamos creando una impermeabilización con poco margen para el error y evitamos hacer pretiles poco estables que pueden tener graves consecuencias con la que mostramos en una entrada anterior. La ejecución de grandes rozas puede debilitar el murete por golpes y vibraciones.

banner ibertis 1

Arquitecto Técnico y Perito Forense. Especialidad en Patología, Rehabilitación y Construcción (Procesos y Materiales).

10 Comentarios

  1. Guzmán 11/10/2013 de 18:00

    Muy interesante. Me parece un blog de lo más útil para los que estamos empezando. Mis felicitaciones

  2. MENGI 21/10/2013 de 21:54

    Muy bueno si señor

  3. carlos hs 22/10/2013 de 0:41

    interesante el articulo

  4. Sergio 22/10/2013 de 11:11

    Hola buenos días.
    Buen artículo, me ha gustado bastante. Aunque algún aspecto no me acaba de convencerme:

    El emparchado sobre el canto del forjado, no me acaba de convencer mucho porque con el tiempo acabará soltándose debido a la interacción forjado-galleta.
    La traba y resolución del pretil superior, aparentemente parece poco estable.

    Otra opción interesante en vez de lámina asfáltica, es el empleo de morteros técnicos impermeabilizantes y elásticos.

    Saludos.

    • CSF 24/10/2013 de 22:46

      Hola Sergio:

      Gracias por el comentario. Creo que el tema del tratamiento de los cantos de forjado requiere un un debate aparte. Nos lo apuntamos para una futura entrada, así que nos alegramos que lo hayas mencionado.

      Recibe un cordial saludo

  5. Javier GB 23/10/2013 de 20:20

    Cuidado con la roza del ladrillo superior a tizón; si es posible es mejor utilizar un ladrillo aplantillado, o como mínimo hacer el bisel en la mesa de corte antes de colocar la pieza, porque hacer la roza en obra constituye un alto riesgo de debilitar el conjunto del muro antepecho, no solo por el material que se retira de hecho, sino porque la ejecución de la roza puede fácilmente fisurar el ladrillo. Tengamos en cuenta que la roza es continua a lo largo de todo el muro, sus esquinas, etc.
    En definitiva estamos creando una sección débil entre dos elementos de diferente inercia, y ya sabemos dónde se acumulan las tensiones de un paramento con distintas inercias.

  6. José Luis Rodriguez 23/10/2013 de 23:25

    Es la mejor solución para que aparezca una fisura longitudinal, entre el forjado y el antepecho de la cubierta. Y que evidentemente aparcera en fachada.
    Si en ved de formar el antepecho de la cubierta con una fca. de 1 pie, la formas con lad. H-11+ cámara+ lad. H-9, El empuje de la cubierta lo recibirá la hoja interior, que tendrá 5cm. de posible desplazamiento hasta llegar a la hoja exterior. Si ademas quitas el poliestileno que has puesto a final del solado mejor. Pues aunque el poliestileno absorbe los movimientos por dilatación, el aire (osea no poner nada) todavía permite mejor las dilataciones.

    • CSF 25/10/2013 de 9:43

      Hola Sergio:

      Gracias por tu comentario. Afortunadamente en el apartado de las soluciones constructivas no hay una sola manera de resolver los detalles de obra, además de las diversas opiniones de los técnicos, Como bien dices, lo mejor sería no poner nada entre la cubierta y el pretil, pero yo suelo poner un poliestireno expandido de baja densidad por lo siguiente:

      – Cuando ejecutas la formación de pendiente y el paquete de cubierta hay que poner físicamente algo para la ejecución. Tanto el hormigón celular como el mortero necesitarían un "encofrado" provisional, que en el caso del hormigón celular cuesta bastante retirar.

      – Si dejamos esos huecos posiblemente acabarán llenos de restos de mortero, arena, restos de ladrillos, suciedad, etc.

      Por lo tanto prefiero asegurar que tendré un material compresible.

      Respecto a la fábrica de dos hojas, prefiero dar más inercia a la misma con 1 pie de ladrillo perforado. Si hemos ejecutado la cubierta correctamente esta no dilatará como un conjunto, sino por capas, siendo la capa superior la de mayor acción al estar más expuesta a los cambios de temperatura y quedando el resto bajo el aislante. Para esta capa prefiero el baldosín de barro de 14×28 cm tomado con mortero bastardo, y si hay algún albañil de verdad, con mortero de de cal blanca y cal morena o de albero, sin nada de cemento (es un gustazo ver quemar la llagas).

      Yo tendría cuidado con el empuje que comentas sobre la hoja interior de ladrillo hueco, pues si se fisura la grieta podría aparecer sobre el recibido de la tela asfáltica y convertirse en un posible punto de entrada de agua.

      En fin José Luis, como te comento se trata de distintas soluciones y cada uno debe tomar la que crea más idónea. Muchas gracias por participar y espero leerte más con tus opiniones.

  7. alfonso 29/10/2013 de 8:55

    Gracias por la solución de toda la vida. pero el problema que se ha comentado de debilitar el muro y la mala adherencia del mortero con la tela asfáltica por muy protegida que esta sea es real en el tiempo (y yo diría inferior a los 10 años de garantía).
    Por todo ello te propongo estudies la solución con remate de chapa en z sellada con silicona que no necesitas rozas ni mortero,yo te aseguro que lo he utilizado muchos años en cientos de viviendas y no he tenido ningún problema.

    • Administrador 29/10/2013 de 14:49

      Hola Alfonso:

      Gracias por tu comentario. Como ya hemos indicado en otras ocasiones en el apartado de las soluciones constructivas no hay una sola manera de resolver los detalles de obra, además de las diversas opiniones de los técnicos.

      Se trata de un muro de 1 pie de espesor mínimo sin roza. El hueco, que se maciza con mortero, está fuera del centro de inercia y en la práctica no presenta ningún problema de debilidad.

      Hemos estudiado algunos casos de patología con la solución que propones con perfil (con tela asfáltica o pvc). He aquí una recopilación de ellas:

      – Despegue de la tela asfáltica del paramento al no contar con la pestaña de sujeción.
      – Defectos en el sellado del perfil. Es complicado un sellado correcto. Debe aplicarse el sellante justo antes de apretar el perfil y no con el perfil colocado.
      – Sistema en el que en algunas zona el perfil sustenta la tela y en otros no creándose roturas.
      – Sistema de fijación incorrecto. En algunos casos colocada con puntillas o utilizando el mismo sellante como fijador.
      – Incorrecto empalme o sellado entre perfiles.
      – Elección incorrecta del sellante. Siliconas ácidas o de baja calidad con poca durabilidad.
      – Corrosión de los perfiles por incorrecto espesor de galvanizado para el ambiente de ubicación del edificio.
      – Abolladuras y desajustes del perfil por golpes.
      – El grueso del perfil permitía un punto de apoyo para los niños con el peligro de caer al vacío.

      Como no, todo puede hacerse correctamente, y como ya he expuesto, hay diversas soluciones constructivas válidas (si se ejecutan correctamente).

      Recibe un cordial saludo.

Deja un comentario