La información gráfica en el informe técnico (1) Croquis y gráficos

Comenzamos un nuevo apartado en este monográfico sobre la redacción del informe técnico, en este caso dedicado a la información gráfica.

Se dice de Santo Tomás que no creyó en la resurrección de Jesús por no haberla visto “Si no veo en sus manos la señal de los clavos y meto mi dedo en el lugar de los clavos, y meto mi mano en su costado, no creeré.” De ahí el dicho: ver para creer. Cuando se nos afirma algo con palabras somos más escépticos que cuando a estas palabras son acompañadas por imágenes. Ahora bien, estas pueden ser buenas o no tan buenas imágenes, y más o menos representativas del hecho que tratamos de mostrar.

Que una imagen vale más que mil palabras es un dicho conocido por todos. Que esa imagen represente adecuadamente las palabras o ideas que queremos transmitir es fundamental si queremos ponerla en valor. El contenido gráfico toma una relevancia cada vez mayor en todas las ciencias.

Imágenes en el informe técnico

Los principales tipos de imágenes que pueden formar parte de un informe técnico son: croquis, gráficas, tablas, planos y fotografías. En la actualidad el vídeo queda relegado en el informe técnico, fundamentalmente porque el soporte de uso común es el papel, sin embargo, el avance de los sistemas multimedia terminará por integrarlo como parte importante.

El Croquis en el informe técnico

El croquis es un dibujo a mano alzada (sin ayudarse de útiles de dibujo) que representa una imagen, generalmente parcial, de un modelo o idea con el fin de ayudar al autor en la toma o análisis de datos, o a quién lo visiona en su interpretación.

No se requiere de una gran precisión pero sí es importante mantener una escala referenciada entre los objetos a fin de no crear confusión aunque se incluyan cotas geométricas.

Croquis optimizado para informe técnico

Croquis optimizado

La principal virtud que debemos pedirle a un croquis es la claridad. No siempre se utilizan los croquis para una representación directa ya que, en la mayoría de los casos, su uso se limita a la toma de datos para uso personal del redactor, que luego puede plasmarlos o no mediante otro método.

Una técnica de apoyo en el uso del croquis consiste en entintar el original tomado a lápiz, resaltando de este modo con mayor grueso aquello que nos interese y eliminando lo que no. También podemos redibujar los croquis con la ayuda de regla, escuadra, cartabón, escalímetro, etc. Este croquis, que queda más cerca del plano, se diferencia del mismo en que lo representado es solo una parte interesante y no incluye una escala, mientras que en el plano debe representarse el conjunto completo escalado.

Podemos hacer una diferenciación: Croquis de campo y Croquis de informe, dejando abierto el primer grupo a los requerimientos del propio técnico y sobre el croquis de informe establecer las siguientes recomendaciones:

– Claridad.

– Guardar las proporciones.

– Establecer distintos grosores de líneas, rellenos, rayados u otras técnicas para resaltar elementos o visualizar secciones.

– Indicar cotas reales o aproximadas cuando sean necesarias. En determinadas representaciones puede incluirse una figura humana o un objeto conocido como referencia.

– Si no se tiene experiencia o buena representación a mano alzada, utilizar regla y demás instrumentos de apoyo.

– Indicar si lo representado es una vista de planta, alzado, perspectiva o sección.

– Si se considera relevante, indicar la fecha de realización.

Debes tener en cuenta que el croquis también es representativo de la calidad del informe. Buenos croquis no hacen bueno a un informe, pero si no son adecuados perjudican el concepto de calidad del lector.

Los Gráficos en el informe técnico

El gráfico o gráfica es una representación de datos numéricos mediante una representación que manifiesta visualmente la relación que guardan esos datos entre sí. Siendo este su uso principal, algunos gráficos pueden permitir establecer valores no obtenidos en los datos mediante la interpolación y extrapolación. En algunos casos, también permiten establecer una función matemática que se ajuste a los datos.

Los principales componentes de un gráfico son:

Los ejes de coordenadas: Se utilizan en lo gráficos más comunes (columnas, barras, líneas, etc.) Representan los valores de la variable o de la categoría. El modo más común es mediante coordenadas cartesianas o rectangulares que usan como referencia ejes ortogonales entre sí que se cortan en un punto origen. Si es un sistema bidimensional, se denomina plano cartesiano. El punto de corte de las rectas coincide con el punto cero (origen del sistema). Los planos que resultan del corte de las líneas se les denominan cuadrantes. Al eje horizontal se le llama abscisa y al eje vertical, ordenada. Debemos determinar en cada caso dónde colocar los datos para obtener una mejor gráfica. Normalmente los datos que representa tiempo se disponen en la abscisa (minutos, días, meses, etc.)

Conviene no utilizar líneas gruesas para evitar que los ejes destaquen por encima de los datos. En gráficos de gran desarrollo lineal podemos disponer la ordenada en el principio y final del gráfico.

Líneas de división horizontales y verticales en los ejes de coordenadas: Son las divisiones que se realizan en los ejes de coordenadas que nos informan visualmente de los los valores de la variable. Es importante determinar una buena escala, ni demasiado sobrecargada ni tampoco escasa.

www.ibertis.es

Las divisiones pueden atravesar el eje (en general son menos estéticas y, por tanto, menos recomendables) o sobresalir de éste en cualquiera de los dos sentidos (hacia el interior o el exterior del gráfico). Su longitud no debe ser exagerada más allá de lo aconsejable para permitir una cómoda interpolación visual. Si por exactitud es necesario referenciar los datos de la serie con las líneas de división completas, pueden alargarse hasta el final del gráfico. Si no es necesario alargar todas la líneas de división, hacerlo solo en las que referencien un dato concreto (ver gráfico nºX) El grosor será igual o menor al del eje que dividen. Por otro lado, no todas las divisiones de un eje necesitan ser señalizadas con etiquetas. En este sentido, es recomendable colocar etiquetas sólo sobre las divisiones mayores (Fig. 8).

Área del gráfico y colores

El área del gráfico es la superficie sobre la que se desarrolla el mismo. Es preferible usar el fondo blanco o de color muy claro evitando efectos y texturas.

Para el resto del gráfico es aconsejable no utilizar colores salvo que quede justificado (como en el caso de los gráficos circulares o de tarta). En cualquier caso, no deben utilizarse colores llamativos.

Series

Las series muestran los datos que queremos representar en la gráfica. Demasiadas series hacen un gráfico confuso y difícil de interpretar, por lo que se prefiere limitar su número, especialmente si se trata de gráficos lineales en los que las series de datos se cortan entre sí. En los gráficos de barras pueden superponerse o agruparse diferenciándolos por grueso y/o color. En los gráficos circulares no conviene representar excesivas series o aquellas con un valor tan pequeño que no se distingan con claridad.

No utilizar líneas excesivamente gruesas o colores chillones. Podemos utilizar efectos de “suavizado” para hacer los gráficos más atractivos. En general debe omitirse el adorno superfluo. No utilizar en ningún caso gráficos en 3D pues dificultan en exceso la interpretación de los datos.

Etiquetas

Indican los valores de referencia para las series. En lo gráficos lineales se disponen sobre los ejes. Hay que evitar los textos demasiado largos o muy pequeños mediante abreviaturas. No indicar etiquetas en todas las líneas de división si no es necesario.

Leyendas

Las etiquetas son las leyendas que dan nombre a las series representadas. Estas pueden colocarse directamente sobre las series si no son muy extensas, especialmente en los gráficos circulares. Si se añade una leyenda independiente, evitar que su inserción disminuya en exceso el tamaño del gráfico.

Gráfico

Gráfico de puntos

Título

El título ofrece al lector la primera información sobre el contenido del gráfico. Debe pues ser conciso y representativo. Se desaconsejan los títulos excesivamente largos dejando las explicaciones necesarias para el desarrollo del texto.

Tipografía

El tipo de letra incluido en un gráfico debe ser en primer lugar legible. Evitar el uso de cursiva, y de negrita si hace al texto más ilegible. No utilizar distintas tipografías.

Tipos habituales de gráficos en informes técnicos

Gráfico de puntos: En un eje cartesiano se representan los valores mediante puntos que suelen unirse mediante una línea para visualizar la tendencia.

Gráfico lineal: similar al anterior los datos vienen determinados por una ecuación representada por una línea.

Gráfico de barras: representación en eje cartesiano de barras cuyo valor representativo suele ser la altura de la barra.

Gráfico circular o de tarta: Una circunferencia que se divide en porciones proporcionalmente entre los valores de la serie y los 360 grados de desarrollo.

General

En general hay que aplicar el principio de simplicidad en toda la información gráfica, es decir, no mostrar más que lo verdaderamente imprescindible y de la manera más simple posible. Evitar a toda costa los colores, efectos, texturas y otros adornos superfluos.

ENTRADA ANTERIOR
ENTRADA SIGUIENTE

banner ibertis 1