Patología causada por el agua en estado sólido (IV) Otros daños causados por el hielo

///Patología causada por el agua en estado sólido (IV) Otros daños causados por el hielo

Patología causada por el agua en estado sólido (IV) Otros daños causados por el hielo

Carámbanos

La formación de carámbanos en cornisas y elementos salientes se produce por el derretimiento del hielo o nieve acumulado sobre una superficie. Esta agua de descongelación se desplaza por gravedad, y el goteo, al verse sometido a una baja temperatura, se congela de nuevo gradualmente formando un carámbano.

Estos elementos son peligrosos pues su desprendimiento crea verdaderos proyectiles puntiagudos.

La principal causa que origina los carámbanos en edificios habitados son los defectos de aislamiento de las superficies. El calor artificial interior escapa por las ventanas paramentos o cubiertas mal aisladas derritiendo el hielo o nieve superficial. Cuando el agua alcanza una zona más fría comienza a congelarse y el goteo forma el carámbano (ver fotografía de cabecera) La acumulación de nieve en las cubiertas favorece la fusión del hielo por el aumento de la presión y la fricción que se produce en el desplazamiento en el caso de las inclinadas. Para evitar la formación de carámbanos se actúa:

-Mejorando el aislamiento.

– Evitando la acumulación de hielo. Manual o con el uso de sales fundentes, si bien estas pueden ser perjudiciales para otros elementos. Un sustituto eficaz es la urea CO(NH2)2 que no presenta los problemas de las sales de calcio o magnesio y no es dañina con las plantas.

-Uso de bandas o cintas de calor (Heat tape). De fácil instalación en aleros o elementos salientes, estas cintas de bajo voltaje irradian calor que derrite el hielo en lugar deseado.

En cualquier caso debemos evitar elementos propicios a la formación de carámbanos sobre los accesos a los edificios y disponer de las tareas necesarias de mantenimiento y señalización en el libro del edificio.

www.ibertis.es

Hielo en juntas

El sellado de las juntas con materiales flexibles y duraderos evita la formación de hielo en las juntas. Hay que prever que la temperatura de servicio del material de sellado sea acorde a las temperaturas esperadas.

Granizo

La precipitación de granizo sobre elementos constructivos puede ser causa de daños severos. Estos grumos de hielo tienen una dimensión habitual entre los 3 y los 50 milímetros de diámetro, aunque en ocasiones puede superarlo. El daño es causado por el impacto de las piedras de granizo sobre los elementos más expuestos, que se ubican generalmente sobre la cubierta: tejas, baldosas, claraboyas, lucernarios, chimeneas, chapas, Patologías causadas por el agua en estado sólido (IV) Otros daños causados por el hielocolectores solares, depósitos, etc.

Es de especial atención los elementos plásticos utilizados en lucernarios o claraboyas que se degradan con los rayos solares perdiendo parte de su resistencia inicial.

En cualquier caso, en zonas donde se prevea la existencia de tormentas de granizo hay que extremar las precauciones y elegir materiales adecuados.

Se estima que la caída de una bola de acero de 150 gramos a diferentes alturas equivale a los siguientes diámetros de granizo:

– 1 metro: granizo de 2,2 mm de diámetro.

– 2 metros: granizo de 4 mm de diámetro.

A continuación se incluyen algunas normas de referencia respecto a la resistencia al impacto:

UNE-EN 13583:2013. Láminas flexibles para la impermeabilización. Láminas bituminosas, plásticas y de caucho para impermeabilización de cubiertas. Determinación de la resistencia al granizo.

UNE-EN 12975-2:2006. Sistemas solares térmicos y componentes. Captadores solares. Parte 2: Métodos de ensayo.

UNE-EN ISO 10545-5:1998. Baldosas cerámicas. Parte 5: Determinación de la resistencia al impacto por medición del coeficiente de restitución.

UNE-EN 14019:2004. Fachadas ligeras. Resistencia al impacto. Requisitos de comportamiento.

UNE-EN 1517:2000. Pavimentos para superficies deportivas. Determinación de la resistencia al impacto.

UNE-EN 14617-9:2005. Piedra aglomerada. Métodos de ensayo. Parte 9: Determinación de la resistencia al impacto.

UNE-EN 15057:2007. Placas onduladas o nervadas de fibrocemento. Método de ensayo de resistencia al impacto.

UNE-EN 13497:2003. Productos aislantes térmicos para aplicaciones en la edificación. Determinación de la resistencia al impacto de los sistemas compuestos para aislamiento térmico externo (ETICS).

UNE-EN 491:2012. Tejas y piezas de hormigón para tejados y revestimiento de muros. Métodos de ensayo.

UNE-EN 1873:2006. Accesorios prefabricados para cubiertas. Lucernarios individuales en materiales plásticos. Especificaciones de producto y métodos de ensayo.

UNE-EN 1013-1:1998. Placas de plástico perfiladas translúcidas para cubiertas de una sola capa. Parte 1: Requisitos generales y métodos de ensayo.

UNE-EN 1013-3:1998. Placas de plástico perfiladas translúcidas para cubiertas de una sola capa. Parte 3: Requisitos específicos y métodos de ensayo para placas de poli(cloruro de vinilo) (PVC).

UNE-EN 1013-2:1999. Placas de plástico perfilados translúcidas para cubiertas de una sola capa. Parte 2: Requisitos específicos y métodos de ensayo para placas de resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio (PRV).

UNE-EN 1013-4:2000. Placas perfiladas translúcidas de materiales plásticos para cubiertas. Parte 4: Requisitos específicos, métodos de ensayo y características funcionales de las placas de policarbonato (PC).

UNE-EN 1013-5:2000. Placas perfiladas translúcidas de materiales plásticos para cubiertas. Parte 5: Requisitos específicos, métodos de ensayo y características funcionales de las placas de poli(metacrilato de metilo) (PMMA).

NMX-ES-004-NORMEX-2010. Evaluación térmica de sistemas solares para calentamiento de agua. Método de ensayo.

ENTRADA ANTERIOR
ENTRADA SIGUIENTE

banner ibertis 1

Arquitecto Técnico y Perito Forense. Especialidad en Patología, Rehabilitación y Construcción (Procesos y Materiales).

Deja un comentario