Patologías causadas por el agua. Conceptos generales (II) Hágase el agua

No existe consenso científico sobre el origen del agua en nuestro planeta. Para “fabricar” agua necesitamos hidrógeno, oxígeno y una gran cantidad de energía. Por ello es muy posible que estos gases, atrapados en el interior del planeta durante su formación y debido a las presiones y temperaturas que se generaron durante este proceso crearan vapor de agua que, acompañado de otros compuestos se viese expulsado a la atmósfera primitiva para finalmente condensarse. Otra teoría, que puede combinarse o sustituir a la anterior, defiende el origen extraterrestre del agua transportada por los cometas (fundamentalmente compuestos por grandes masas de hielo) que impactaron sobre la tierra primigenia. Sea como fuere, el agua dio origen a la vida y a la evolución de las especies, y sigue siendo tan necesaria ahora como en su incierto origen.

El agua es a la vez un compuesto químico, ya que está formado por dos elementos de la tabla periódica y puedo representarla como tal: H2O. Y a su vez una sustancia (sustancia compuesta, por contar con elementos químicos diferentes) pues su composición es indiferente a su procedencia. Así el agua tiene las mismas propiedades aquí que en el otro extremo de nuestra galaxia. Damos respuesta así a una de las cuestiones planteadas en la anterior entrada.

En la molécula de agua, los átomos de hidrógeno están unidos a un átomo de oxigeno por medio de dos enlaces covalentes obteniendo una molécula de agua con carga total neutra, al contar con igual número de protones y electrones, pero al mostrar una distribución asimétrica de sus electrones, al mismo tiempo es una molécula polar con carga negativa alrededor del oxígeno y positiva en el hidrógeno. Aquí comienza la magia del agua, cuando entre las moléculas de agua se crean enlaces de hidrógeno por la atracción electrostática entre cargas opuestas (hidrógeno-oxígeno).

No es una unión muy fuerte, pero lo suficiente para que, en el estado sólido y líquido, se disponga una molécula central unida a otras cuatro en estructura reticular que dé la forma y propiedades características al agua.

Y ahora la pregunta es ¿de veras necesito saber todo esto? Y la respuesta es: definitivamente, sí. Sigue en nuestro próximo artículo.

ENTRADA ANTERIOR
ENTRADA SIGUIENTE

banner ibertis 1