Redacción de informes (3) Punto y coma, punto, dos puntos y puntos suspensivos

/, Monográficos/Redacción de informes (3) Punto y coma, punto, dos puntos y puntos suspensivos

Redacción de informes (3) Punto y coma, punto, dos puntos y puntos suspensivos

Un texto plagado de incorrecciones ortográficas y gramaticales pierde claramente en calidad y comprensión. Uno de los errores más comunes en la redacción de textos técnicos es el incorrecto uso de los signos de puntuación. Tras nuestra anterior entrada sobre el uso de la coma, continuamos con los restantes signos de puntuación.

anuncio-ibertis

Punto y coma

El punto y coma debe estar más cercano al punto que a la coma. Cuando existe vinculación semántica está justificado su uso: Su padre es español; su madre francesa (vinculación semántica al utilizar el mismo verbo “es”)

Tomamos la solución más económica; por lo tanto, no supuso un coste excesivo (vinculación sintáctico semántica)

En general, se puede colocar delante de locuciones como por tanto, en fin, por consiguiente, etc. si el componente que precede a este signo no es demasiado extenso. En caso contrario se prefiere el punto y seguido.

El punto
Se diferencia entre punto y seguido, punto y aparte y punto final.

– Punto y aparte. Cuando cambiamos de tema, idea o asunto.
– Punto y seguido. Cuando no cambiamos de tema, idea o asunto, pero se tocan aspectos diferentes.
– Punto final. Al final del escrito.

Los dos puntos
Se utilizan los dos puntos cuando utilizamos enumeraciones bien sea precediéndolas o tras ellas:
El producto cumple con todos los requisitos: fácil de aplicar, económico y fiable.
Horizontal, vertical o inclinado: son las formas de
colocación de este revestimiento.

Cuando se establece una relación similar al anterior ejemplo sin necesidad de enumeración:
El mejor modo de actuar en estos casos: la demolición.

Detrás de locuciones o secuencias del tipo ahora bien, a saber, en otras palabras, dicho de otro modo, por ejemplo, etc.

Cuando incluimos ejemplos clarificantes:
El edificio estaba expuesto a muchos agentes agresivos: contaminación, lluvia ácida, niebla salina, etc.

Cuando eliminamos los nexos causales o consecutivos:
Pesaba demasiado, por ello se desprendió vs. Pesaba demasiado: se desprendió vs. Pesaba demasiado; por ello se desprendió.

Delante de un resumen o conclusión:
En definitiva, la causa del siniestro estaba clara: la corrosión.

Antes de una reproducción literal:
Ya lo dice la norma: «la entrega será superior a 15 centímetros»

Detrás de la fórmulas con la que se comienza una carta, escrito, instancia, etc:
Estimado Sr.:

En textos jurídicos y administrativos después de los verbos realizativos como «certifica», «expone», «suplica», etc. Incluyendo aquellos casos en que estos verbos están seguidos de la conjunción «que»: «suplica que»

Puntos suspensivos
Siempre se representan por tres puntos seguidos y en línea.

Cuando dejamos la frase incompleta pues se conoce el final:
A quien a buen árbol se arrima…

Cuando equivale a etcétera en una enumeración:
El revestimiento dispone de bastantes colores: blanco, crema, salmón…

Cuando usamos puntos suspensivos entre corchetes o paréntesis (…) lo hacemos en sustitución de palabras, enunciados, frases, etc., que omitimos de un texto original.

Referencias bibliográficas (1) y (6)
Autor fotografía: BenFrantzDale bajo licencia Creative Commons en http://es.wikipedia.org/
 ENTRADA ANTERIOR
ENTRADA SIGUIENTE

Ibertis Informes Técnicos y Periciales

2018-02-28T16:00:47+00:00 Categorias: Informes, Monográficos|Etiquetas: , , , |
Arquitecto Técnico y Perito Forense. Especialidad en Patología, Rehabilitación y Construcción (Procesos y Materiales).

Deja un comentario