Resolución de patología mediante el método científico

Cuando nos enfrentamos a determinar la causa de una patología o a las preguntas que nos formula un juez en un dictamen pericial, podemos recurrir a la aplicación del método científico. Seguir un método, aunque tenga un coste mayor de tiempo, nos ayuda a llevar un desarrollo ordenado y librarnos de las peligrosas impresiones a primera vista.

En resumen, el método científico es un proceso para alcanzar un determinado conocimiento mediante la observación, medición y/o experimentación para la posterior formulación y análisis de una o varias hipótesis, que pueden convertirse en una ley.

Los pasos de aplicación para resolver el origen o la causa de una patología podrían ser los siguientes:

1. Conocer la existencia de un problema real o una cuestión a resolver.

2. Recabar todos los datos posibles en referencia al problema y al objeto o lugar donde se produce, incluyendo los datos del entorno (climatológicos, mareas, soleamiento, etc.)

3. Desechar los aspectos no esenciales del problema. Es vital hacer esta criba con posterioridad al punto anterior. Si planificamos este punto antes del que le precede, podemos descubrir que, al final, nos pueden faltar datos para plantear una hipótesis.

4. Con los datos de influencia, definir una o varias generalizaciones provisionales que los relacionen de la manera más simple posible. Podemos llamarlo: plantear una hipótesis de partida.

5. Con la/s hipótesis de partida definida/s llegamos al punto de la experimentación mediante ensayos, cálculos, pruebas, etc. De lo acertado a la hora de definir las características de la experimentación y la densidad del muestreo depende en gran medida el éxito de nuestra empresa.

6. Aquí llegamos a un punto de avance o retroceso. Si los resultados obtenidos en la experimentación apuntan a que nuestra hipótesis en correcta, continuaríamos con el siguiente punto. En caso contrario, retrocederíamos a uno de los puntos anteriores. ¿A cuál de ellos? Eso dependerá del grado de incertidumbre que nos generen los resultados.

7. En caso de que hayamos generado una definición sólida de lo que ocurre y por qué ocurre, en ciencia se elabora una teoría o ley. El problema de las teorías fuera del ambiente científico es que aparecen como carentes de fuerza y se toman como una interpretación personal de quien la formula, pese a que hablamos de la Teoría de la Evolución por Selección Natural dando por sentado que Darwin tenía razón. En realidad ninguna teoría ni ley tiene carácter definitivo. Llegados a este punto se establece una hipótesis definitiva.

Ibertis Informes Técnicos y Periciales

No todos los casos requieren de la aplicación minuciosa de estos apartados. Todo depende de la complejidad del caso y de los medios y datos disponibles. Los pensadores griegos crearon ciencia sin apenas acceso a la experimentación o la estadística. Además, algunas veces actúa la providencia como una manzana cayendo sobre nuestra cabeza. No obstante, esta es una buena disciplina para practicar habitualmente.

Ahora, trataremos de adaptar algunos de las distintas variantes de métodos conocidas a nuestro caso particular, que dicho sea de paso, no tienen que utilizarse necesariamente por separado.

Método empírico (o empiro-analítico): Este método se basa en estudio mediante la observación del objeto y su entorno o circunstancias, sin intervenir ni directa ni indirectamente en ninguno de ellos. Se aplica también la propia experiencia del observador.

Método experimental: En este método, que deriva del anterior, incorporamos la experimentación bajo condiciones determinadas y conocidas, como lo es la realización de ensayos normalizados.

Método hipotético deductivo: Los pasos de este apartado son: La observación. La creación de una hipótesis que justifique lo observado. Deducción de las conclusiones a partir de nuestra experiencia y los conocimientos ya adquiridos por la ciencia. Y finalmente, la verificación de la hipótesis.

Método histórico: Estudia cronológicamente al objeto analizando su trayectoria.

Método lógico: Utiliza la lógica, la deducción y la analogía como pilares fundamentales. La lógica y la deducción son métodos empleados en solventar un misterio por alguien que jamás dijo en sus novelas: Elemental, querido Watson.

Autor fotografía: Hiperpato en http://commons.wikimedia.org bajo licencia Creative Commons.